13495263_10154231668221665_6079804613462670794_n

Esta semana recordamos el nacimiento del escritor Nicomedes Guzmán, uno de los miembros más destacados de la Generación del 38. Destacamos a continuación algunas frases suyas que permiten entender, en parte, la ética con la que participó en la acción cívica y en la creación literaria.

 

Existo luchando

Existo luchando, Y, si hubiera de lamentarme, no sería por mí, sino por los demás, por mi pueblo, que se merece un destino que tendrá que lograr algún día.

 

Literatura: responsabilidad vital

La literatura tiene una responsabilidad vital: crear el clima propicio a la paz, al mejor entendimiento entre los hombres, esto a trueque de describir sus luchas, decir sus verdades, incidiendo, incluso en lo que hay en los seres de corrosivo, enfrentando los aspectos de negación humana con las virtudes.

 

La ternura

La ternura… es el don más varonil del hombre, el basamento de todos los actos de la existencia. La ternura es el origen de los mejores méritos humanos. El trabajo mismo, sin ternura que derive hacia la pasión, no tendría razón de ser, como el amor, como el ansia de superación.

Lo material

En el aspecto material podría asegurar que soy un hombre que no ha obtenido de la sociedad otra cosa que lo exclusivamente necesario para vivir en constante vigilia, no quiero decir zozobra. El mío es el caso, incluso, de la mayoría de los escritores de mi patria: trabajar en lo que se puede durante el día y dedicarle a la tarea de creación aquellos instantes que se le deben a la familia, a la lectura, al estudio, al propio descanso. No se entienda esto por queja. De ningún modo.

Esta entrada fue creada el Lunes, Junio 27th, 2016 a las 6:55 am y está archivada bajo la Categoría Sin categoría. Puedes seguir las respuestas con el feed RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio site.


Deja un comentario:

Nombre (*)
Mail (no será publicado) (*)
Web
Comentario